item

Levadura mineral

La explotación continua del suelo agrícola durante siglos en algunas zonas europeas ha debilitado y disminuido el contenido de minerales y oligoelementos tan necesarios para nuestro organismo. El área de la industrialización agraria ha empeorado la situación, ya que la fertilización con substancias naturales como el compostaje natural y el estiércol han sido complementados o incluso substituidos por productos químicos. Esta fertilización aporta los minerales necesarios para el crecimiento de las plantas pero la creciente falta de elementos como por ejemplo el selenio o el cromo no ha sido remediado. Con las levaduras minerales se han experimentado beneficios para suplir posibles deficiencias nutritivas por estas causas. A este tipo de levaduras pertenecen la levadura de selenio, cromo y manganeso, entre otras.

Supuestas propiedades de los diferentes minerales:

Manganeso:  beneficia la producción de enzimas
Zinc:  beneficia el sistema inmunitario, la vista nocturna y la producción de enzimas
Magnesio:  activa la disgregación del azúcar
 beneficia la producción de enzimas, refuerza huesos y dientes
Selenio:  beneficia el corazón y aumenta el efecto de la vitamina E
 previene reumatismos y cataratas
Molibdeno:  beneficia el almacenamiento de flúor en el esmalte dental (enfermedades estomatológicas como caries)
 agente catalizador para la respiración
Cromo:
 beneficia el metabolismo de glucosas
Cobre:  beneficia la producción de enzimas
Germanio:  estimula el sistema inmunitario
 bloquea radicales libres y anima la producción de interferón